¡La cosa está mal!

Archivos

Hoy ha entrado una avispa en la oficina. Una avispa de considerables dimensiones todo sea dicho. La primera en verla ha sido la señora que viene a limpiar una vez por semana. Yo era el único hombre y mis compañeras de trabajo se han quedado petrificadas por el miedo. Las mujeres nunca dejan de sorprenderme. Trabajan duramente soportando sus menstruaciones, sus embarazos y sus cambios hormonales sin rechistar. Mi abuela trabajó sin… Leer Más