¡La cosa está mal!

Archivos

Ayer en la noche sin luna más despejada del mes volví a ver la Vía Láctea con mis propios ojos. La última vez fue hace más de treinta años, cuando siendo niño miraba al cielo de Cómpeta sentado junto a mi abuela. Después contraje las cataratas y las estrellas, incluso las más brillantes, se me apagaron. Ayer sentí la alegría de volver a verla, tenue, difuminada por la contaminación lumínica, pero apreciable gracias a… Leer Más