Doce huevos

Inspirado en una anécdota reciente. Hermana clarisa.- ¡Buenas tardes joven! ¡Alabado sea el señor! ¿Qué se le ofrece? Hitler.- Buenas tardes hermana. Vengo a por