CONFINAMIENTO. DÍA 2.

Ocho y media de la mañana. Estoy esperando a que mi jefe se ponga en contacto conmigo.

Ayer me enteré que soy el único al que se le ha permitido “teletrabajar” y no entiendo por qué. No me gusta un pelo. Quizás empiezo a estar paranoico aunque creo que con tan sólo un día recluido no es suficiente para ello.

Tampoco sé si llamará. Ayer al acabar la jornada laboral me llamó para decirme que apagaba el ordenador mediante el cual me conecto al servidor de la empresa y me insinuó, medio en broma medio en serio, que quizás el mismo no asistiría a la oficina hoy.

No sé que haré si no me dan más faena. Tengo un montón de libros para leer y cursos para seguir pero me cuesta concentrarme cuando tengo un problema y mi ausencia del trabajo, por más que esté justificado o amparado por la ley, lo percibo como un problema y de los gordos.

Tengo la sensación de que estoy faltando a mi obligación. De que estoy haciendo “campana” o “pellas” como se suele decir.

Ni siquiera he hecho muchos días de baja a lo largo de mi vida profesional, salvo en el gran ataque de asma del 99 y la mitad de aquellos días enfermo, coincidieron con vacaciones.

Salí un momento bajo la lluvia para comprar café en cápsulas y agua con gas en el supermercado que tenemos cerca de casa. Iba pertrechado con guantes de látex, lo cual producía, o eso me pareció, cierta tranquilidad entre quienes me cruzaba o miraban como tomaba lo que compraba.

No parecía haber desabastecimiento. Observé que los anaqueles más vacíos eran los que exhiben la pasta. Macarrones, spaghettis y esas cosas lo cual resulta lógico.

Ayer domingo mi jefe me llamó para decirme que no fuera a la fábrica. Me ha propuesto trabajar desde casa y ahora a las 9:00 horas del lunes estoy esperando a ver como quiere hacerlo.

Me he instalado la versión gratuita de TeamViewer para poder acceder al servidor de la oficina y poder descargar los archivos que necesito. Mis padres son muy mayores y vivo con ellos desde que me separé. Esa es la razón por la que he aceptado no desplazarme hasta Montmeló ni siquiera en coche. No quiero exponerlos por contagiarme en los trenes de cercanías o por alguien de la empresa.

Después de varios intentos y no poca suerte he conseguido hacer funcionar la parafernalia tecnológica necesaria para convertir mi cuarto en una oficina funcional y con conexión remota al servidor de mi empresa. Todo funciona fluido y rápido a pesar de mi conexión ADSL de los “dosmiles” que, según los estándares actuales, ya parece el capricho de un viejo coleccionista.

Nunca pensé en verme en una situación como la actual. Ni siquiera cuando aquel “bichito que si se caía de la mesa se mataba”, como sentenció el “entrañable” Don Jesús Sancho Rof, cundió el pánico como ahora y eso que el síndrome tóxico del 1981 dejó muertos y lisiados por miles.

Se suponía que la vieja Europa era el baluarte de la civilización y la modernidad. Que los tiempos de próceres prometiendo sangre, sudor y lágrimas formaban parte del pasado. Bueno lo que forma parte del pasado son esos gobernantes que no salían lloriqueando por la televisión prácticamente pidiendo perdón por tener que tomar medidas impopulares.

No creo que Don Adolfo Suarez, Don Felipe González, Don Leopoldo Calvo Sotelo ni siquiera Don José Mª Aznar salieran mirando a cámara con cara de niño que entrega unas malas notas a sus padres.

Ellos habrían salido con corte de emisión de medios. pantallazo heráldico e himno trompetero a decir que había que obedecer y punto, sin pensar en ofender a los “progres” de la época.

No me imagino al general Don Manuel Gutierrez Mellado y a Don Agustín Rodríguez Sahagún ni tampoco a Don Narcís Serra diciendo que sacarán a las fuerzas armadas a la calle pero poquito y sólo a la UME que cae bien porque apaga fuegos, como ha hecho nuestra actual ministra Doña Margarita Robles. No me malinterpreten, no es una cuestión de sexo, seguro que en aquellos tiempos una ministra de defensa habría sido igual de expeditiva o más que los antes mencionados.

No soy un experto ni siquiera entiendo un poco de propagación de virus y epidemias. Sé lo que es estar enfermo eso sí, eso lo domino, pero creo que hay cosas que reprochar al gobierno y al resto de administraciones autonómicas y municipales.

Pero eso lo dejaré para cuando se acabe esta desgracia. Ahora estoy de manera incondicional con mi gobierno, las fuerzas armadas, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y mis compatriotas. Quiero que quede constancia en este modesto blog a fecha de su publicación.

Cuando todo pase contaremos las bajas, tal vez sea yo una de ellas, y pediremos responsabilidades. Ahora toca luchar como en cualquier guerra guardándonos del enemigo y de los traidores.

Pseudodiario: 26/12/2019

Hoy es San Esteban. Es festivo en Cataluña y Baleares. Yo no lo sabía, pero San Esteban es considerado por muchos como el primer mártir de la iglesia católica. Debe de ser por eso que su onomástica se celebra después del cumpleaños del “Jefe”.

Parece que, es festivo en Cataluña, desde el siglo IX cuando parte de su territorio conocido como Marca Hispánica, pertenecía al imperio Carolingio y dependía del arzobispado de Narbona el cual dispuso que no se trabajara el día 26, para que los miembros de las familias, reunidos por Navidad, tuvieran tiempo de volver a sus casas. Tradición que ha perdurado hasta nuestros días.

Mientras, en las otras zonas cristianas de la península (recordemos que el resto de España era musulmana), al parecer no se necesitaba tanto tiempo para eso, ni por supuesto ahora tampoco, así que, conque sea fiesta el 25 va que chuta.

Sea como fuere, el que sea festivo en San Esteban es una de las mejores cosas de haber nacido en Cataluña. No me imagino volver al trabajo después de Navidad, aturdido por el exceso de comida y familiares.

Si en España no fuéramos tan cainitas, deberíamos adoptar en todo el territorio esta gran celebración catalana. De paso, los catalanes podríamos hacer fiesta en Jueves Santo ¡qué ya nos vale! Tendríamos todos un día más de fiesta y quizás un punto menos de resquemor.

¡Yo no le veo más que ventajas!

¿Un coche con asistente de Google? ¿En serio?

No sé, pero a mí el asistente de Google no me funciona. No entiende nada de lo que le pido.

Es cierto que mi dicción no es perfecta, de hecho, de joven me descartaron para un empleo de profesor de dibujo porque, según mis entrevistadores, no se me entendía bien. Pero entonces ¿Por qué Siri sí me entiende? ¿Eh?

Siempre que le pido algo a Google de viva voz me pasa algo parecido a esto:

Yo.- Ok Google, busca restaurantes chinos cerca de mi casa.

Google.- De acuerdo, quieres que busque en Internet: “¿Elefantes filipinos a ver qué pasa?”

Total que al final para que me entienda tengo que repetírselo cuatro o cinco veces.

¡Pero claro! en uno de los anuncios sale un tipo pidiéndole al asistente de marras que le calcule o le muestre, no sé, la mejor ruta mientras se dirige al aparcamiento y obtiene de inmediato la respuesta correcta. Me imagino lo que pasaría si fuese yo:

Yo.- Ok Google, muéstrame la mejor ruta.

Google -. De acuerdo, quieres que busque en Internet: “¿Dónde encontrar las mejores put…?”

El despreciable John Wick

No puedo creer que haya visto y disfrutado esta abominación. La muerte es algo que no se ve de igual manera con 20 años que con casi 51. En esta película hay según el conteo de “Te lo resumo así nomás” 68 muertos ¡68!

John Wick (la primera) es una película terrible pues contiene dos mensajes tan repugnantes como engañosos:

  • Matar por dinero es una profesión como otra cualquiera y si sigues ciertas normas, los asesinos a sueldo son gente respetable.
  • John Wick es un buen tipo.

No, John Wick es un tipo deleznable, un criminal, escoria, pero la cara de niño bueno de Keanu Reeves y su inmenso carisma nos hace creer que es un héroe con honestas motivaciones. Sí Wick hubiese sido interpretado por Marton Csokas o por  Michael Shannon no pensaríamos igual.

Por otro lado, los elegantes e íntegros criminales de la “Mesa Alta” o más bien de la mafia rusa, se lo tienen muy creído y la verdad dejan mucho que desear.

Voy a intentar explicar por qué pienso esto.

John Wick es un canalla despreciable.

1-John Wick es un asesino.

Partamos del hecho de que John Wick es un sicario, un bandido. No es un padre al rescate de su hija (Taken), ni un ex soldado de Vietnam intentando liberar a sus compañeros (Rambo) ni un ex agente de la CIA castigando a una banda de proxenetas (The Equalizer). Es sencillamente un criminal.

Ha vivido y muy bien de matar gente y esta disfrutando de un retiro dorado que la gente decente no puede ni imaginar. Pero le roban el coche y le matan al perro, tras la muerte de su esposa. Esto le sirve de excusa para la matanza de 68 tipos. (71 personas si contamos a su amigo Marcus, a Miss Perkins y al tipo negro que retiene a esta en el hotel).

Un coche y un perro motivan a Wick a acabar con decenas de seres humanos, que son gente de su misma profesión, gente que está trabajando, gente que por muy mafiosos que sean posiblemente tienen madres, esposas e hijos. ¿Es este tipo por el que sentimos empatía? ¿Porque su esposa falleció? ¿No sabía su mujer a qué se dedicaba? Bien que se debió beneficiar de lo que ganó sembrando la ciudad de cadáveres.

2 – John Wick además de asesino es impío y cruel.

Wick se entera que quien le ha robado el coche y matado al perro es Iosef Tarazov, el hijo del capo de la mafia rusa para él que algún día trabajó, y que este está oculto en una especie de sala de fiestas llamada, “El Circulo Rojo” y es aquí donde podemos ver calaña de John Wick.

Urde un plan que consiste en: ¡entrar en la discoteca a ver qué pasa! Y pasa lo que tenía que pasar. Lo descubren y se ve obligado a escapar matando a todo el que se le pone por delante, disparando entre los clientes sin pensar en las bajas inocentes que pudiera causar.

¿Este es el asesino más letal? ¿Cuál era su plan de huida? ¿Está tan afectado por la muerte de su mujer y de su perro que no rige? Lo repugnante es la cantidad de gente que muere para nada porque Iosef escapa sin problemas ¿Era así como Wick llevaba su vida profesional? Con sinceridad, no entiendo la reputación de este psicópata.

Habida cuenta de como se maneja su amigo Marcus, que sabe donde está su objetivo en cada momento, es un infalible francotirador y actúa de manera quirúrgica. Este tipo si es un autentico sicario confiable y no un salvaje suicida que se lía a tiros y se expone a continuamente a cuchilladas, tortazos y disparos de esbirros.

La mafia rusa e incluso la “Alta Mesa” no funcionan.

1-Tienen empleados poco fiables.

  • Lo primero que hace Iosef es llevar el coche de Wick para que le hagan lo que sea que le hacen a los coches robados, al taller de un tal Aurelio, quien es a mi juicio corresponsable de tanta muerte por su estupidez, inmadurez y el primer indicativo de que la organización mafiosa no chuta.
  • Cuando el tal Aurelio ve el coche lo reconoce de inmediato, sabe que es de Wick y que habrá problemas. Lo podría haber aceptado, decirle a Iosef que tardará unas horas en arregarlo y después llamar a Wick o esperar su llegada y explicarle lo que ha pasado.
  • Puede que John Wick hubiese pensado un mejor y más discreto plan de venganza, quizás no tan brutal, debido a que tenía el coche, pero no, decide encabronarse por una tontería que dice Iosef y pegarle, lo cual provoca que Viggo se entere de la imprudencia de su hijo y ponga en alerta a todos los esbirros y mafiosos del mundo.

2-Su informadores no informan correctamente.

  • ¿Cómo se enteró Iosef Tarazov en dónde vivía John Wick para así poder robar su coche? ¿Uso los contactos que toda organización criminal tiene para encontrar su domicilio? Y sí fue así, ¿Cómo que nadie le advirtió que allí vivía un tipo con el que no hay que meterse, no solo por ser un sicario letal sino porque estaba fuertemente vinculado con su propio padre?
  • Vale, supongamos que le siguieran ¿Cómo el hijo del principal jefe mafioso no sabe quien es John Wick? ¡Pero si le conoce todo el mundo en el hampa! ¡Hasta la policía sabe quien es, a qué se dedica y que es intocable!

3-Viggo es muy mal padre.

Cómo ya he comentado Iosef está oculto en el Circulo Rojo. Lo dicho la mafia rusa no funciona. En El Padrino (1972) cuando Michael Corleone mata a McCluskey y a Sollozzo es inmediantamente enviado a Sicilia para protegerlo del resto de la mafia, pero Viggo decide que lo mejor para la seguridad de su hijo es que se vaya de picos pardos a un puticlub en vez de enviarlo una temporada al lugar más recóndito de la estepa siberiana, hasta que pueda acabar con Wick.

4 – Viggo es un capo de la mafia mediocre.

Viggo Tarazov, es el jefe de la mafia rusa y trabaja para la “Mesa Alta” se sabe por las monedas de oro que se aprecian en su caja fuerte. Podría haber pedido ayuda a esta. Es obvio que esta organización debe obtener algún beneficio de sus mafiosos. Toda la parafernalia de los hoteles “El Continental”, los sobornos a la policía y seguro que a sus jefes políticos, además de todas esas armas y tecnología avanzada cuestan una pasta. No podrían haber intervenido de alguna manera. Podrían haberle enviado un mensaje del tipo:

-. “Ostras John Wick, por un perro la que estás liando. Ten aquí tienes un coche nuevo y deja de jodernos el chiringuito”

No sé, parece que se ponen de parte de Wick de inmediato, Viggo no debe llevar muy bien su organización o les cae mal.

Y no me extraña pues al enterarse de lo que su hijo ha hecho se cabrea le da una paliza y entonces sólo entonces, le explica quien es John Wick. La explicación de Viggo merece un momento de atención:

En primer lugar le dice que John Wick es El Baba Yagá, “el hombre del saco” no sólo eso, Wick era a quien mandabas a matar al hombre del saco.

Luego le dice que Wick era socio suyo, no empleado, socio, y que por una mujer le pide poder dejar la organización. No entiendo por qué John Wick tiene que pedir permiso a nadie para irse y menos a Viggo porque este no era ni mucho menos tan poderoso como lo es ahora y eso se sabe por la frase que de manera solemne pronuncia:

-. “Los cadáveres que enterró aquel día sentaron las bases de lo que somos hoy.”

Es decir eran una organización mucho más débil así que ¿Cómo tuvo arrestos Viggo de ponerle condiciones al Baba Yagá. ¡Lo había visto matar a tres tipos en un bar con un lápiz! ¡Y le pide algo imposible! Se entiende que matar a alguien muy importante en condiciones muy difíciles ¿No pensó Viggo que Wick es un sicario, un ser amoral, que a lo mejor hubiese preferido matarlo a él en vez de arriesgarse en una misión, por lo visto, casi suicida? De acuerdo, Viggo le dice a su hijo que Wick es un tipo integro, pero en este caso con avisar con 15 días de antelación era más que suficiente.

A pesar de la explicación, El hijo de Viggo no es capaz de comprender la magnitud del follón en el que se ha metido y Viggo casi desesperado organiza su protección ¿Cómo no pensó lo mismo cuando Wick le pidió retirarse?

Algunas consideraciones cinematográficas.

Dicen que John Wick es un intento de resucitar o al menos prestigiar el cine de acción de los 80 cuyos protagonistas ahora dicen, presentan una “masculinidad tóxica” Quizás sea por ello que esta película contiene los mismos clichés de aquellas:

  • John Wick es invencible. Puede con rusos más altos y pesados que él en segundos (pero tarda un rato largo en deshacerse de Miss Perkins, la corrección política ante todo).
  • John Wick sobrevive a caídas de sea cual sea la altura y a embestidas de automóviles sea cual sea su velocidad.
  • John Wick sangra de manera moderada por profundas que sean las puñaladas.
  • John Wick tiene una puntería sobrenatural salvo cuando apunta al Iosef.

Por otro lado sus enemigos no se quedan atrás.

  • Se enfrentan a él cara a cara y sin táctica aparente.
  • Acuden a la muerte sin rechistar mientras pisotean los cadáveres de sus colegas muertos por docenas.
  • Viggo no valora el costo económico de enviar a sus huestes a la muerte. El INEM debe estar a rebosar de sicarios bien preparados, desempleados.
  • Viggo no solo desaprovecha la oportunidad de matar a Wick (cuando su hijo sigue vivo) de un disparo en la cabeza sino que se comporta como se espera de un villano estereotipado, se va sin comprobar que Wick ha muerto dejando que sus esbirros lo maten de una manera complicada. ¡Es el Baba Yagá, Viggo, tú lo conoces, ¡pégale un tiro! No me extraña que la Alta Mesa no te valore!

Lo dicho una película terrible, con un éxito tal que tiene dos secuelas (que he visto) y una en proyecto, pero con un guión flojo y un protagonista repugnante. (Solo Keanu Reeves puede hacer creer que un tipo así es un héroe romantico)

Para mí la muerte es el fin. Merece una larga decadencia, una digna agonía y tiempo de reflexión, de recuerdo de preparación. Pero un disparo en la cabeza es, no sé, estás fuera del universo, así, de repente, sin la ceremonia que el dejar tu única vida merece. Y la existencia sigue sin ti.

Es la magia del cine, deshumanizar a un colectivo: mafiosos, stormtroopers, orcos y ya los puedes matar por decenas… Estoy deseando que estrenen la próxima entrega.

Para saber más:

El director de ‘John Wick’ reconoce que matar a cientos de personas por un cachorro es una “locura”

En concierto

Ara Malikian debe de ser un talentoso violinista, como talentoso es el fotógrafo que ha hecho el anuncio del concierto que se celebrará en octubre en Barcelona.

Pero el significado de la foto, aparte de anunciar el evento, se me escapa:

¿Por qué el intérprete tiene ademán de tocar su violín sino tiene arco?

¿Su especialidad son los pizzicatos?

¿Demuestra con ese gesto lo mucho que quiere a su violín? ¿No sería mejor señal de amor dejarlo en su funda, protegido?

Voy a buscar algún vídeo de este músico y enterarme de su estilo, a ver si resuelvo mis dudas.

Mi experiencia en Hoy-Voy

Ya tengo permiso de conducir. ¡A mis cincuenta años! ¿Quién lo iba a decir? Y todo gracias a Hoy-Voy.

Antecedentes.

Si he tardado tanto en sacarme el carné de conducir ha sido por una mezcla de prioridades, falta de dinero y otros problemas que no vienen al caso, que me obligaron a dejarlo para más adelante.

El “más adelante” llegó (un más adelante de ¡32 años!) y me apunté a la misma autoescuela donde mi hermano se sacó el carné en 1995, pero no me adapte. Sus métodos eran anticuados, sus instalaciones lúgubres y el profesorado histriónico y sin gracia. Además me echaron por un tecnicismo del contrato que nunca acabé de entender quedándose, además, con todo mi dinero.

Un día vi que habían abierto una franquicia de autoescuelas Hoy-Voy cerca de mi casa. Su amarillo corporativo, el rollo desenfadado y una oferta de matrícula muy económica si me inscribía entre los cien primeros me animó y me apunté sin pensarlo.

Me convertí en alumno de Hoy-Voy Sagrera y lo que voy a explicar se aplica a todas las escuelas de la marca aunque hable sobre la mía ubicada en el barrio de la Sagrera de Barcelona.

Método HOY-VOY para aprobar la teórica.

El método de Hoy-Voy consiste en un curso intensivo de 15 días. Te dan el libro de teoría, uno de tests, un conjunto de “chuletas” resumen de teoría, muy útiles por cierto, y todo ello muy bien presentado. También incluyen una libreta para tomar apuntes, un pin con el logo de la escuela y una piruleta de limón. Sí, una piruleta.(1)

El curso no tenía nada que ver con el de la otra autoescuela. Instalaciones modernas, imagen corporativa que inspira buen rollo, material audiovisual de categoría (no un señor moviendo cochecitos sobre la mesa) y profesores competentes que al menos saben cuando colocar un chiste.

Durante el mismo, no dejaban de recordarte que no hiciera tests de la DGT o de otras conocidas webs. Sólo debía hacer los tests de su propia web llamados Intelitest. Sí haces un mínimo de 133 test con una nota media superior a 5, te garantizan el aprobado, en caso contrario te devuelven el dinero.

Puedes descargarte la app que te permite hacer estos tests como también los llamados Intelidrive que están más orientados a superar el exámen práctico. También sirve para recibir resultados de estos, comprar prácticas, y establecer alarmas que te avisa si hay clases libres en el horario que a ti te convenga pudiendo elegir, profesor, zona e incluso coche. Ni que decir tiene que todo esto también puedes hacerlo desde su web.

Yo hice no 133, sino que superé los 200 test y obtuve una nota cercana a 8. Los test se contestan de forma habitual y no sólo evalúan tus conocimientos sino también la seguridad de los mismos y la calidad de lo aprendido que se indica en la nota antes aludida. Por ejemplo, tras contestar a la pregunta de opción múltiple: “a”,”b” o “c”, tienes que indicar si la respuesta la sabías seguro, la habías deducido o la habías adivinado.

El 4 de mayo del 2017 me presenté en las instalaciones de la DGT de la Calle de La Minería de Barcelona. El examen me resultó muy fácil. A lo mejor lo era pero más bien creo que método de Hoy-Voy funciona a la perfección a tenor de los desconsolados llantos de alumnos de otras autoescuelas.

Las prácticas.

Las prácticas se compran en la web, en la app o en la propia autoescuela. Los precios oscilan entre los 19 y los 29 euros según el horario y la demanda. Duran 45 minutos pero puedes comprar varias seguidas.

Los coches que usan y que es marca característica de la escuela son Minis, concretamente en mi autoescuela usan el modelo “One” de cinco puertas, diésel.

Las zonas para hacer prácticas son los alrededores de donde se esté ubicada la escuela, lunes y viernes, y el resto de días, incluidos sábados, se hacen en zonas de examen en Barcelona. Supongo que en otras ciudades de será igual.

Además te avisan por e-mail de cualquier eventualidad: cuando comienzan tus prácticas, si alguna ha cambiado o ha sido suspendida. Ellos se encargan de todo.

Los profesores de prácticas de Hoy-Voy Sagrera.

He hecho un total de 129 prácticas. Sí como leen ¡129 prácticas! Nunca he sido lo que se dice “habilidoso”, aunque he de decir en mi descargo que muchas fueron de 90 minutos y para mí, desde un punto de vista pedagógico cuentan como una sola, así que en el computo total salen bastantes menos. Pero bueno, son muchas… ¡demasiadas!

Iniciación.

El 12 de mayo, 8 días después de aprobar la teórica, me senté por primera vez a los mandos de un automóvil con objeto de conducirlo. Debo confesar que no tuve miedo pero sí un gran nerviosismo, mi talón de Aquiles y lo que ha propiciado que haya consumido 7 convocatorias para conseguir el permiso de conducir.

Mi primera profesora se llamaba Juana. Me enseño lo básico, a colocar los retrovisores, a poner las luces, a accionar los intermitentes, la palanca de cambio y los pedales. Me hizo una foto que colgaron en el Facebook de la autoescuela (en la que quedé guapo como siempre) y nos pusimos en marcha. Mi ilusión por conducir un coche por primera vez y ver que se movía y paraba cuando yo quería superaba a todas mis pulsiones.

El uso del embrague era torpe y mi pie derecho cambiaba del freno al acelerador con vacilación. Juana me dijo que estos pedales se usaban con un solo pie pues no es posible acelerar y frenar al mismo tiempo, pero yo creo que si es posible, a tenor del traqueteo y crujidos que transmitia el pobre Mini.

No sé si fue casualidad o mi primera práctica afectó a Juana porque abandonó la empresa al poco tiempo y no la volví a ver.

Tomo el relevo José Luis Rivilla (12 prácticas). Un tipo amable, simpático y buen maestro, que soportó con estoicismo mi natural torpeza física. Él me enseñó las maniobras básicas: girar, cambiar de carril, a arrancar en pendiente, distancias de seguridad y mis primeros aparcamientos, es por eso que siempre consideraré a José Luis como el que me enseñó, sino a conducir, sí a usar el vehículo.

Aprendiendo o intentándolo al menos.

No pude seguir con José Luis pues ya no coincidían sus clases con mi horario laboral así que tuve que buscar nuevos profesores y encontré a los tres me enseñaron el grueso de lo necesario para circular y que son:

  • Primero vino José del Pino (21 prácticas). José no habla demasiado, te corrige con suavidad y eso transmite aplomo al alumno. Acabada la práctica te dice los fallos y como mejorarlos. (Por cierto ¿Nadie se ha fijado que José del Pino es igualito que el actor Gonzalo de Castro?).
  • Luego fue Bogdan Mircea Fedoreac (35 prácticas). Bogdan es intenso y algo severo, pero eso siempre me ha gustado. Fue el profesor con el que más prácticas he hecho y me enseñó muchísimo.
  • Y por último David Pérez (29 prácticas). Siempre será mi favorito por haber aprobado el examen siendo él mi profesor acompañante. David tiene clase, estilo y te da mucha seguridad al volante. Reconozco que tuve ganas de estrangularle las dos veces que me fastidió el examen por tocar los mandos del coche (con razón por supuesto), algo que es eliminatorio de inmediato. Pero le perdoné como espero que él me disculpe los berrinches que me entraban cuando me suspendían. Porque esa es otra, no me tomé nada bien los suspensos, me porté como un niño malcriado pero yo soy así, luego se me pasa enseguida. Hago extensivas mis disculpas a Bogdan, pues subí dos veces con él al examen y también me enfadé muchísimo.

5 – Mejorando.

En la última etapa de prácticas vinieron:

  • Pere Física (8 prácticas). Pere es tranquilo, sosegado. Apunta cuidadosamente en una libretita los fallos que cometes y acabada la práctica te los explica. Hacer prácticas con él es cómodo y eficiente, Además en una ocasión evitó que me llevara por delante a un motorista porque hice un cambio de carril con el culo.
  • Sebastián Terrón (10 práticas). Sebastián. Un sevillano muy simpático pero también intenso. Es con él que hice las prácticas en la última etapa y creo que ayudó mucho a poder aprobar el examen. Me prometió que si escribía un libro de anécdotas de su oficio me citaría por mis ocurrencias.

Menciones honoríficas.

Aunque hice pocas prácticas con ellos no quiero olvidarme de:

  • Inma Agoiz (7 prácticas). Inma es amable pero enérgica y creo que me enseño a frenar correctamente.
  • Victor Solernou (6 prácticas). Victor es muy simpático y sus clases son amenas y fue el que me ayudó a comprender el uso correcto de los retrovisores laterales.

Mi agradecimiento a todos por su profesionalidad y por su paciencia.

La administración.

En Hoy-Voy se encargan de todo. No tienes que preocuparte de cuando debes de renovar papeles ni de cuanto tienes que pagar por los diferentes trámites. Te avisan con antelación de todo.

También te recuerdan por e-mail y por sms de las prácticas que tienes contratadas y la zona con un día de antelación y una hora antes del comienzo de las mismas.

Personal de la escuela te acompaña el día del examen teórico y te avisan del resultado de los exámenes prácticos. En mi caso fue Ares Palau coordinadora de atención al alumno cuya simpatía y eficiencia supone un gran apoyo.

Quiero felicitar a Estela López la directora (que además fue la persona quien realizó mi matriculación) por el excelente funcionamiento de la escuela y por el merecido éxito que está teniendo. Por supuesto hago extensiva mi gratitud al resto del personal que no conocí.

Por último quiero dedicar una mención especial a Jenny Llopis, la joven encargada de atención al alumno por sus ánimos y por sus palabras días antes de aprobar el examen práctico:

.- “…No me importa cuantas veces suspenda un alumno, lo único que no admito es que se rindan”.

Palabras que para mí, que estuve apunto de abandonar después de mi desastrosos sexto examen, me resultaron muy motivadoras. ¡Gracias Jenny!

Puntos negativos.

Si he de poner algún punto negativo de Hoy-Voy, para que no se diga que sólo digo cosas bonitas porque he aprobado, son sin duda dos:

La política de turnos de los profesores.

No sé si sigue igual y si ocurre en otras autoescuelas de la marca pero intercambian a los profesores entre turnos de mañana y tarde cada tres meses, creo.

Esto resulta algo incómodo para los alumnos que como yo no podemos fijar una hora hacer prácticas, por motivos laborales. Nos vemos obligados a cambiar a menudo de profesor y eso no es bueno. Principalmente porque, aunque todos los profesores como he indicado son excelentes, no siempre coinciden en sus prioridades y eso, en mi opinión aporta algo de confusión al aprendizaje.

Claro que, como mayormente, el alumnado son jóvenes estudiantes y gente que si puede elegir hora, tampoco resulta un gran problema.

Segundo, son los Minis One.

Son coches muy chulos y debo aclarar que son muchas las autoescuelas que usan este coche, algunas celebérrimas, pero encuentro algunos inconvenientes como vehículo para aprender :

  • Son coches pequeños, ¡claro llamándose Mini! Pero me sorprendió que pese a que no soy muy alto casi siempre tuve que deslizar el asiento totalmente para poder entrar en él cómodamente y además siendo “corpulento como soy” debía perder buenos minutos de práctica ajustando el asiento para llegar a los pedales sin que mi prominente abdomen bloqueara el volante, con el consiguiente ajuste de espejos.
  • Llevan un testigo que te indica que marcha llevas engranada y cuando debes de cambiar. Te acostumbras fácilmente a él y temo que lo echaré de menos en el coche barato al que puedo aspirar y que no sabré cambiar de marcha correctamente.
  • Los intermitentes son un suplicio. Después de casi 100 horas de conducción no he conseguido activarlos y desactivarlos correctamente. Si les das flojo hacen tres destellos que no sirven para nada por lo que debes darles con más firmeza para fijarlos y no sé, a mi me parecía que podía romperlos, el mando no parece muy sólido. Además las luces de carretera se activan con el mismo mando por lo que no fueron pocas las veces que las encendí sin querer al poner los intermitentes.
  • Por último la marcha atrás ¡la maldita marcha atrás! Se engrana dándole a la palanca hacia ti dos veces y luego adelante, es decir es parecido a meter la primera y yo que soy muy bruto en más de una ocasión puse una por otra con el riesgo que supone eso.

Pero bueno, por lo demás están muy bien y en todo caso es mi opinión personal.

Conclusión.

Mi experiencia ha sido maravillosa y recomiendo esta marca de autoescuelas a todo el mundo sin dudarlo y por supuesto especialmente a Hoy-Voy Sagrera, hacedora del milagro de convertirme en conductor.

(1) También dan una especie de inhalador que huele a no sé que hierba y que se supone resulta tranquilizador de cara a los exámenes. No lo usé porque no me gusta el olor a herbolario pero si que vi a muchos de mis compañeros de autoescuela usándolo el día del examen.

Otra cosa incluida es un bolígrafo en cuyo mango hay un juego donde tienes que mover unas bolitas en un laberinto, pero lo dejé en un cajón abandonado porque era muy divertido, pero no pintaba.

Grandes acontecimientos de mi vida.

La avispa.

Hoy ha entrado una avispa en la oficina. Una avispa de considerables dimensiones todo sea dicho. La primera en verla ha sido la señora que viene a limpiar una vez por semana. Yo era el único hombre y mis compañeras de trabajo se han quedado petrificadas por el miedo.

Las mujeres nunca dejan de sorprenderme. Trabajan duramente soportando sus menstruaciones, sus embarazos y sus cambios hormonales sin rechistar. Mi abuela trabajó sin descanso hasta corta su vejez y mi madre no ha parado de luchar en casa toda su vida.

La mujer que limpia tiene el físico desgastado y castigado por años de esfuerzos con malas posturas y de aspirar productos de limpieza cáusticos. Se le ve curtida pero es amable y en su mirada no hay ni pizca de frustración o resentimiento.

El resto de mis compañeras se enfrentan a diario a clientes morosos, proveedores negligentes y comerciales asfixiantes. No les tiembla la voz para mandarlos a la porra si es necesario, nada las detiene. He conocido a muchas mujeres poderosas a lo largo de mi vida y más ahora que sopla la Tramontana.

Las mujeres son una fuerza de la naturaleza pero una avispa puede paralizarlas de miedo. Tuve que dejar lo que estaba haciendo y con un pedazo de chapa me enfrenté al himenóptero en desigual combate. De haber estado solo posiblemente hubiera salido corriendo cagado de miedo, pero por alguna razón atávica o genética cuando hay mujeres asustadas a los hombres nos sale el valor de no sé dónde.

Con un certero mandoble aplasté al bicho, lo tomé con unas pinzas y lo mostré a mis compañeras para que estuvieran tranquilas. Mientras me dirigía al retrete para deshacerme del giñapo, oí los comentarios de alivio de las chicas y a la señora de la limpieza decir:

-. Suerte de tener hombres.

La avispa muerta ha girado por el desagüe hasta desaparecer en el torrente de la cisterna y la catarata de mi vanidad y he regresado a mi puesto de trabajo como si en vez de matar un insecto hubiera desembarcado en Normandía. ¡Qué cosas!

Cumplo 50 años

Pues sí, ya tengo 50 años y no quiero darle demasiada importancia. Mi familia está bien, tengo trabajo y la Tramontana sopla. Además ¿qué tienen de especial 50 años? No son más que:

  • Medio Siglo
  • 5 Décadas
  • 10 Lustros
  • 18.250 días
  • 438.000 horas
  • 26.280.000 minutos
  • 1.576.800.000 segundos
  • 207 años de Mercurio
  • 81 años de Venus
  • 26 años de Marte
  • 4,2 años de Júpiter
  • 1,69 años de Saturno
  • 219 días de Urano
  • 110 días de Neptuno
  • 73 días de Plutón
  • 3 jefes de estado españoles.

JEFES ESTADO

  • 10 presidentes del gobierno españolPRESIDENTES ESPAÑOLES
  • 7 “Presidents de la Generalitat de Catalunya”PRESIDENTS CATALANS
  • 11 alcaldes de BarcelonaALCALDES
  • 5 Papas de la iglesia católicaPAPAS
  • 10 presidentes de los Estados Unidos USA PRESIDENTS

Toda esta gente nació el mismo año que yo:

Y he estado en todos estos pocos sitios:

En fin, la vida sigue y es algo más que un número.

Relación de nombres por orden de aparición en las fotos:

Jefes de estado:

  • General Francisco Franco
  • Juan Carlos I Rey
  • Felipe VI Rey

Presidentes del Gobierno:

  • Almirante Luis Carrero Blanco
  • D. Torcuato Fernández Miranda
  • D. Carlos Arias Navarro
  • D. Adolfo Suarez
  • D. Leopoldo Calvo-Sotelo
  • D. Felipe González
  • D. José María Aznar
  • D. José luis Rodríguez Zapatero
  • D. Mariano Rajoy
  • D. Pedro Sánchez

Presidentes de la “Generalitat de Catalunya”:

  • D. Josep Tarradellas
  • D. Jordi Pujol
  • D. Pasqual Maragall
  • D. José Montilla
  • D. Artur Mas
  • D. Carles Puigdemont
  • D. Quim Torra

Alcaldes de Barcelona:

  • D. José María Porcioles
  • D. Enrique Masó
  • D. Joaquín Viola
  • D. José María Socias-Humbert
  • D. Manuel Font i Altaba
  • D. Narcís Serra
  • D. Pasqual Maragall
  • D. Joan Clos
  • D. Jordi Hereu
  • D. Xavier Trias
  • Dña. Ada Colau

Papas de la Iglesia Católica sus santidades:

  • Pablo IV
  • Juan Pablo I
  • Juan Pablo II
  • Benedicto XVI
  • Francisco

Presidentes de los Estados Unidos (Los incluyo porque son los que mandan y sus elecciones coinciden con mi cumpleaños)

  • Lyndon B. Johnson
  • Richard Nixon
  • Gerald Ford
  • Jimmy Carter
  • Ronald Reagan
  • George H. W. Bush
  • Bill Clinton
  • George W. Bush
  • Barack Obama
  • Donald Trump

Famosos con mi misma edad:

  • Alejandro Sanz
  • Celine Dion
  • Josh Brolin
  • Chayanne
  • Naomi Watts
  • Daniel Craig
  • Mark Anthony
  • Lucy Liu
  • Hug Jackman
  • Kylie Minogue
  • Owen Wilson
  • Will Smith
A %d blogueros les gusta esto: