Paneles informativos

La leyenda de Fito.

Hace un mes caminaba con Silvia por el paseo de Valldaura de Barcelona cuando ella se percató que había un loro aplastado al parecer por un automóvil en medio de la calzada.

Silvia es muy sensible con todo lo relacionado con el sufrimiento animal así que empezó a lamentarse por la suerte de aquel pájaro desdichado. Cuando creí que había logrado aliviar su pena por el siniestro aviar, no encontramos de bruces con el cartel que aparece en la foto, pegado en las paredes.

Inmediatamente Silvia pensó que ambos pájaros podrían ser el mismo y su dolor fue mayúsculo. Mientras enjugaba sus lágrimas tuve la idea de escribir un cuento sobre la vida de Fito cuya sinopsis sería más o menos así:

Fito un Loro del Amazonas nace mudo. Su familia una importante bandada de loros especialmente locuaces reniegan de él y lo abandonan, no sin antes sufrir la burla de sus parlanchines y presuntuosos hermanos.

Solo y lamentándose de su suerte vaga por la ribera del Orinoco. Durante su periplo conoce a muchos animalitos con los que hace amistad y vive muchas aventuras, hasta que un día una anaconda les ataca. Fito intenta defender a sus amigos, lucha con la serpiente en desigual combate y logra librarse del ofidio al conseguir que quede cómicamente enrollado en unas raíces; pero queda malherido y tuerto en la terrible lucha. Sus amiguitos agradecidos lo llevan hasta un poblado humano con la esperanza de que alguno lo encuentre y le ayude. Sucede, pero quien le encuentra es un tratante de aves exóticas que tras algunas curas, lo envía a través del Atlántico en la bodega de un barco en condiciones terribles. Allí conoce una lorita a la que ha defendido de las perversas intenciones de un tucán muy desagradable. Surge el amor, pero al llegar a puerto son cruelmente separados.

La lorita es vendida a una familia acaudalada y Fito al estar lisiado es vendido como saldo a un loro parque ambulante, donde un cruel y alcoholizado domador, le obliga a llevar parche de pirata y un pañuelo de topos en la cabecita mientras monta en una bicicleta diminuta. Cuando Fito se equivoca, el domador le hace pasar mil y una humillaciones, lo que provoca que un viejo y endurecido papagayo se apiade y decida darle amparo.

Un día el espectáculo llega a Barcelona, allí no se puede actuar, pero pasan la noche y Fito descubre a su lorita amada. Está en una jaula en una ventana al otro lado de la calle. Intenta escapar con la ayuda de sus amigos faranduleros para intentar liberarla y reanudar su amor, pero es descubierto por el domador que teme que la huida de Fito encienda la rebelión entre el resto de animales, así que decide matarlo. El viejo papagayo, recordando su juventud y a su amada y fallecida esposa se enfrenta y lucha con el malvado adiestrador para que Fito pueda escapar. Fito quiere defender a su mentor, pero este herido de muerte por un traicionero golpe del hombre, le grita desde el suelo:

– ¡Vuela Fito, vuela! ¡Cumple tus sueños! ¡No acabes como yo!

Fito titubea.

– ¿A qué esperas?, ¡vete ya!

Grita el papagayo propinando un último picotazo a su rival.

Fito huye y logra alcanzar la calle, pero el domador va tras él. Como está algo bebido, camina dando tumbos y se enzarza en una trifulca con la gente con la que tropieza. El altercado que se forma llama la atención de la lorita que ve a Fito y le llama desde su jaula rosada. Fito que en esos momentos está cruzando la calle, oye la llamada y alza su cabeza para mirar al amor de su vida…será la última imagen que verá con su único ojito, pues al perder la concentración no percibe al Ford Fiesta que acaba con su vida.

El domador, que no ha visto lo sucedido, piensa que el indisciplinado pájaro ha huido y eso es algo que no puede soportar, así que sigue buscándolo encolerizado, esperando la oportunidad de la venganza. Pero Fito está para siempre a salvo, en el cielo de los loros, junto a su amigo papagayo y la esposa de éste, sabedor que algún día, compartirá la eternidad con su amada.

Fin.

No he incluido los carteles en la leyenda por respeto a quienes lo buscaban. Silvia y yo esperamos que Fito esté de vuelta pronto con ellos.

Aquí vale todo. Técnicas de marketing

La otra tarde mientras intentaba dormir un poco después de ser operado de cataratas hacía unas horas, sonó el teléfono en mi casa y lo cogió mi madre.

  • Es de (muy importante empresa española) para ti.
  • Diga. (Contesto intentando disimular un bostezo, tras descolgar el supletorio)
  • ¿Es usted Don David Torres?
  • Sí, dígame.
  • Le llamo del departamento comercial de (muy importante empresa española) para ofrecerle un nuevo seguro que…
  • No me interesa, porque estoy en el paro y no estoy para gastos. (le interrumpo con voz lastimera, con la esperanza de que acabe la conversación en ese momento)
  • No me diga, continua mi interlocutor para mi sorpresa, ¿Qué tiene usted perfil comercial, Don David?
  • Pues no, ni pizca, comento entre agobiado y sorprendido.
  • Bueno, ¿pero se considera usted una persona extrovertida, Don David?
  • Creo que sí, contesto intentando dar la más introvertida de las impresiones.
  • Pues sí, usted me lo permite, le pasaré sus datos al delegado de la zona para que le concierte una entrevista para ver sí puede formar parte de nuestra organización? ¿Le interesaría Don David?
  • Pues vale, contesto con resignación, estoy en el paro y estar en otra lista de candidatos no me va hacer daño.
  • Vale, Don David, pues pronto nos pondremos en contacto con usted para concertar una entrevista. Buenas tardes.
  • Adiós.

Satisfecho por el fin de la conversación, reinicio con ilusión mi siesta. Pero vuelve a sonar el teléfono. Mi madre interrumpe de nuevo.

  • Es (muy importante empresa española) para comentarte algo sobre lo que habéis hablado antes.
  • Descuelgo el supletorio nuevamente. ¿Diga?
  • Don David, se me ha olvidado preguntarle si tiene seguro de vida.
  • No, carezco de tal cosa.
  • Pues le ofrezco la posibilidad de contratar uno con una cuota apta para personas sin empleo, con una cobertura de 30.000€ en caso de muerte o invalidez permanente que…
  • Ya le he dicho antes que no me interesa, estoy en el paro y no compro nada.
  • Gracias, Don David buenas tardes.
  • Adiós.

Me reintegro a mi siesta pensando que he arruinado mi futuro en (muy importante empresa española) por no haber querido adquirir un seguro de vida asequible para pobretones como yo. ¡Ahora ya no le pasarán mis datos al delegado para que me haga una entrevista!

Moraleja:

¡Qué mal tiene que estar la cosa para que (muy importante empresa española) tenga que recurrir a trucos como poner de cebo una improbable oferta de trabajo, para vender un seguro de vida a un parado.

 

Entradas relacionadas.

Test de capacitación.

Temo a los griegos incluso cuando hacen regalos.

Temo a los griegos incluso cuando hacen regalos (2).

La avaricia rompe el saco.

Perdiendo el tiempo (1)

Sin-curro

Veamos como he incluido un archivo de audio en la entrada ¡Quién fuera un tipo duro de mi blog ¡La cosa está mal!

He guardado un archivo mp3 en la carpeta pública de mi Dropbox.

Carpeta pública

Luego he pulsado el botón derecho del ratón sobre el archivo y he seleccionado “Dropbox/Copiar enlace público.”

Enlace público

Luego he escrito el siguiente código en la entrada, sin las comillas:

[“audio=https://dl.dropbox.com/u/18111204/Lavadora.mp3”]

El enlace es el enlace público del archivo que habíamos copiado previamente. Cada cual tendrá uno distinto.

¡Y ya está! Al actualizar la entrada quedará un pequeño reproductor como este:

La película Zapruder.

Nunca he sido aficionado a las conspiraciones. No creo en “illuminati”, Priorato de Sión ni áreas 51, pero reconozco que me pirro por las teorías alternativas a la de la comisión Warren respecto a lo que sucedió el 22 de noviembre de 1963 en Dallas; es decir, el asesinato de John F. Kennedy. No sé cuántas veces he visto JFK de Oliver Stone, incluso llegué a leer el libro en que se basa la película escrito por el fiscal de Nueva Orleans, Jim Garrison. Este hecho histórico me gusta tanto que estoy dispuesto a tener en cuenta cualquier teoría por rocambolesca que sea, sobre todo si implica al gobierno de los Estados Unidos.

Ayer mismo me tragué un documental donde por medio de técnicas forenses modernas, trataban de averiguar el lugar de donde salió el disparo que mató al presidente y lo visto en este programa me ha recordado el único detalle que no entiendo y que me hace pensar que puede que la versión oficial no sea tan descabellada.

Si eliminaron a Lee Harvey Oswald, a Jack Ruby, a David Ferrie, a Eladio del Valle a Guy Banister al pobre agente Tippit, y a los testigos que supuestamente habían visto algo raro. Si manipularon las fotos y la información sobre Oswald, hicieron una falsa autopsia, limpiaron la limusina de rastros orgánicos, colocaron una bala falsa en la camilla donde estaba el cuerpo del presidente y contaban con la complicidad de la CIA, la Mafia, los cubanos de Miami y del mismo Lindon B. Johnson. ¿Por qué no se deshicieron de la película de Abraham Zapruder?

Esta película induce a pensar que algo raro pasó, que lo que se muestra daría alas a cualquiera que quisiera investigar. Ese tío estaba subido sobre un pilar, filmando el asesinato, con dos pelotas, a la vista de todo el mundo. ¿Cómo el gobierno, se esmeró en limpiar de mendigos las inmediaciones de la plaza Dealey y de la calle Houston, detuvo y coaccionó a algunos testigos pero permite que un señor calvo con su cámara asistido por una empleada lo filme todo. Además Zapruder, hizo tres copias de la cinta una de las cuales se la vendió a Life-Time y otra, ¡fue confiscada por los servicios secretos! O sea que el gobierno conocía el contenido de la grabación.

Una explicación sería, siguiendo con la conspiración, que la película no muestra nada comprometedor y que se permitió su difusión para despistar y otra, derivada de esta, es que la película fue manipulada eliminando todo aquello realmente peligroso para los conspiradores y se difundió una copia para que los medios y la gente perdiera el tiempo elucubrando sobre el famoso fotograma 313.

En fin, que esta es mi gran duda sobre la conspiración todo lo demás me lo creo a pies juntillas.

Test de capacitación.

Test de personalidad o capacitación

Ayer realicé el ADVanced Insights IJN_HRTC patrocinado por Infojobs para poder incluir en mi currículo mis aptitudes certificadas.

Fue una prueba un tanto tediosa, que me costó casi tres euros y que ofrecía en el informe de 71 páginas que me enviaron, una semblanza de mi persona donde se asegura que soy un fenómeno del liderazgo, la competitividad y la política. ¡Vamos! que por encima de mi sólo están Thomas Jefferson y Valentino Rossi.

Entonces, ¿Cómo es posible que esté en mi casa, con la bata escribiendo chorradas en Internet y sin empleo ni futuro?

¡Lástima de tres euros!

 

Entradas relacionadas.

Temo a los griegos incluso cuando hacen regalos.

Temo a los griegos incluso cuando hacen regalos (2).

Aquí vale todo. Técnicas de marketing.

La avaricia rompe el saco.

Durante la ejecución de una macro en Excel, donde se produzca la activación de diferentes hojas, ocultamiento de celdas, actualización  de tablas dinámicas, etc. se verá en pantalla todas estas acciones a gran velocidad, generando un efecto visual desagradable o “pantallazos”. Para evitarlo escribiremos al inicio de la macro, mediante el editor de Visual Basic, el siguiente código:

Private Sub Macro()

Application.ScreenUpdating = False

(…)
End Sub

Para proteger una hoja de cálculo desde una macro, sin contraseña, escribiremos:

Sub Protege_hoja()
    ActiveSheet.Protect DrawingObjects:=True
End Sub


Para desproteger la hoja el código a introducir será:

Sub Desprotege_hoja()
    ActiveSheet.Unprotect
End Sub

Para usar una función de Excel en una macro como por ejemplo  BUSCARV, escribiremos

range(“Resultado“)=application.WorksheetFunction.VLookup(range(“Dato a buscar“),range(“Rango donde buscar“),2,FALSE)

VLookUp, es la versión en inglés de BUSCARV

A %d blogueros les gusta esto: