CONFINAMIENTO. DÍA 38.

No para de llover en Barcelona. Lluvia intensa, pesada.

La poca luz que entra por las ventanas entristece el ambiente aún más. Es mejor cerrar las persianas y encender las lámparas.

Pero creo que prefiero esto a que brille el sol y no poder salir, porque hay algo que está matando a gente centenares cada día.

En el 2008 la crisis contaba desempleados, yo fui uno de ellos, pero esta de ahora, se ha llevado veinte mil almas en menos de un mes. Esta crisis cuenta cadáveres.

Si me toca no tendré que preocuparme de renovar mi solicitud de busqueda de empleo. No hay subsidio, ni perspectiva de reactivación económica que valga. La vida no se recupera en Infojobs.

Llueve torrencialmente y ya lleva haciéndolo varios días, como si se estuviera aprovechando que no estamos, para hacer limpieza. Pero no sé para qué, los que queden lo volveran a dejar todo hecho una porquería cuando salgan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: