CONFINAMIENTO. DÍA 34.

Lamento ser tan pesado con este tema, pero mis vecinos músicos han enfadado a los vecinos de al lado y estos han mostrado su enfado poniendo música muy alta.

Ahora tengo por vecinos a un grupo folk ensayando y a otros vecinos, vengativos poniendo, reguetón a todo volumen para desquitarse.

El suelo de mi piso tiembla como la escena final de “Nace una canción” y tengo miedo de que como en ella, empiecen a caerse las cosas de las estanterías y mi cordura.

Menos mal que ya he acabado de trabajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: