CONFINAMIENTO. DÍA 13.

Nuevamente esperando a que me den trabajo.

Estoy pendiente de las comparecencias de las autoridades y de la prensa digital. Lo que más me alarma no es la propagación de la enfermedad, que me preocupa y mucho, sino todo el embrollo con la falta de suministros y los contagios entre el personal sanitario.

¿De qué sirve construir en IFEMA un hospital más grande y mejor que los que hicieron los chinos, sino tenemos médicos, enfermeras y auxiliares bien equipados para hacerlos servir?

He oído que Cruzcampo está fabricando mascarillas. No entiendo como la fábrica de cerveza más denostada del país, a mi ni fu ni fa, puede reconvertirse en industria textil. Parece que es cosa de impresión 3D.

Creo que debería orientar lo que me queda de vida laboral a este campo de la impresión 3D. Puede que tenga que hacer una inversión, pero con mis conocimientos de CAD puede que me sirva como salida profesional en caso de que pierda mi empleo. Tengo que pensar seriamente en ello.

Al final he trabajado un motón, espero que siga así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: