Cara de panoli

9 de febrero.

Estoy frente a la estación de Girona. Son las nueve y media pasadas de la noche. Tengo frio y ganas de orinar. No puedo ir al servicio pues sostengo una barra de pan de la que comerá alguien más.

Tengo frio y cara de panoli pues entre todos los que esperan soy el elegido por un pedigüeño para que le dé unos céntimos. Automáticamente le digo que no.

Tengo frio y remordimientos. Busco unas monedas para dárselas al pobre hombre que debe tener frio también. Un euro le ayudará y calmará mi conciencia.

Tengo frio y estupor. Antes de alcanzar al mendigo, éste saca su celular y se pone a hablar tranquilamente mientras rebusca sin afán en una papelera . No tiene para comer pero sí para pagar una línea telefónica. No lo entiendo.

Tengo frio porque hace frio y tengo cara de panoli porque la merezco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: