Una partida decisiva.

1979. La vida del niño de los setenta empezaba a complicarse principalmente porque estaba dejando de ser un niño. Su salud era mala, como siempre, y empezaba a sospechar que eso no sería suficiente para ganarse el cielo, tal como le prometían a modo de ánimo cuando el asma lo asfixiaba. De alguna manera se... Leer más →

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: