Crítica a cincuenta sombras de Grey.

Viendo la peli.

Los créditos están amenizados con una excelente versión del “I pull spell on you” no obstante la versión de Nina Simone siempre será mi favorita. Espero que el el resto de la película está a la altura de la canción. Puede verse al Sr. Grey vistiéndose y arreglándose para ir a trabajar. Esta primera escena es muy similar a la también primera escena de la película italiana “La mejor oferta” (2013). Buena música pero nada nuevo de momento.

Minuto 02:00 aproximadamente.

Una griposa periodista le pide a su “roommate” Anastasia Steele, que le sustituya en la entrevista que tiene que hacerle al tipo que se vestía en los créditos. A pesar de que la compañera de piso y a la sazón protagonista de la película tiene coche le presta el suyo. Es una estudiante de ultimo curso de periodismo y vive en una buhardilla, pero tiene un Mercedes descapotable. Será un regalo de su familia imagino, pues con lo que cuestan las letras de ese coche podría vivir sola de alquiler.

Minuto 05:00 aproximadamente.

Los dos protagonistas se conocen. Anastasia que abrevia su nombre como Ana (algo muy similar a lo de Bella por Isabella de Crepúsculo) actúa como una mema recién llegada del pueblo, pese a su media académica de sobresaliente (resulta curioso que el apellido de esta chica suene como “steel”, acero en inglés) pero es de lo más cándida).

Empieza la entrevista con una pregunta original ¿Cómo siendo tan joven (27 años) ha montado tal imperio empresarial? Es una buena pregunta ya que ni Bill Gates o Amancio Ortega lo lograron tan pronto. Además de que el tío estaba mirando por la ventana con pose molona cuando Ana entra en el despacho, durante toda la película no hace más que jogging, conducir coches carísimos, volar en planeador y comprar en ferreterías. La actividad profesional del tío impresiona.

Minuto 08:00 aproximadamente.

Surge el amor. Inexplicablemente la chica se enamora del multimillonario guapísimo que además la colma de regalos.

Minuto 40 aproximadamente. ¡Sí minuto 40!

Después de casi tres cuartos de hora de ñoñerías, más regalos caros, escenas sexo caricaturesco con exhibición de pezones y un conato de acción donde el Sr. Grey defiende a Ana de un baboso que quiere abusar de ella (segunda coincidencia con Crepúsculo) se produce la gran sorpresa argumental del film:  Christian Grey le muestra su sala de juegos donde acostumbra a dar rienda suelta a sus fantasías sexuales de dominación y sadismo. Bueno el dice que no es un sádico sino un amo y que es así porque una amiga de su madre abusó de el cuando era adolescente, es decir, hace tres meses como aquel que dice. Es aquí donde se produce la tercera coincidencia con Crepúsculo, ambas escenas cumbre de la historia del cine:

En Crepúsculo.

– Edward Cullen. – Soy un vampiro inmortal de 150 años que bebo la sangre de animales vivos para subsistir.

– Bella.- No importa, te amo. ¡Fóllame!

En 50 sombras de Grey.

– Christian Grey.- Soy un degenerado al que le gusta pegar a las mujeres y me vas a firmar un contrato por el cual te despojo de cualquier dignidad y me autorizas a tratarte como a una mierda cuando me venga en gana.

– Ana.- No importa, te amo. ¡Fóllame!

Hora cincuenta minutos.

Después de más de una hora de más ñoñerías, dudas de Ana e insistencia enfermiza de Grey para que la niña de sus ojos firme el contrato de sumisión, se produce por fin la primera escena de sadismo. El protagonista le propina 6 latigazos, 6 ¡eh!,  en el culo a Ana pero esta se ofende y se cabrea. ¡Claro! esta recién licenciada con sobresaliente, después de leer y analizar el contrato de sumisión, ver los látigos, las fustas y que la ataba cuando hacían el amor, ¿cómo iba a suponer que acabaría pegándole? ¡Es casi imposible imaginar tal cosa! Claro, le sienta mal y decide marcharse entre sollozos.

Fin abierto para la segunda parte de la película.

La crítica.

¿Pero qué mierda es esta?

La verdad me confunde el éxito obtenido por esta película y por las novelas en las que está basada este bodrio y me asaltan algunas dudas:

  • En una entrada anterior de este blog preguntaba cómo habíamos pasado de Janis Joplin a Miley Cyrus me pregunto como hemos pasado, por ejemplo, de  “La costilla de Adán (1949)” con unos maravillosos Katharine Hepburn y  Spencer Tracy, a esta basura de 50 sombras de Grey.
  • ¿Por qué esta la trilogía de novelas en que se basa este vómito, gusta a tantas mujeres? Recordemos que esta trilogía escrita por la escritora británica  E.L. James ha vendido casi 70 millones de ejemplares en todo el mundo el 80% comprado por mujeres y que la película recaudó en el día de su estreno 2,5 millones de dólares americanos.
  • ¿Las mujeres que leen una novela donde un cabrón disfruta pegando a otras mujeres no sienten el más mínimo rechazo? ¿Mientras el cabrón sea joven, guapo y muy rico puede hacer lo que quiera en sus fantasías lúbricas?
  • ¿Qué hubiese pasado si esta novela hubiese sido escrita por un hombre? ¡Que pregunta más tonta!, es obvio que nunca hubiese llegado a publicarse y de haberse publicado, el autor y la editorial estarían totalmente desacreditados y acribillados a querellas por un sin fin de asociaciones feministas  y en defensa de los derechos de la mujer.

Para acabar ¿No tienen ya bastantes problemas las mujeres en la vida real? Desigualdad y acoso laboral, violencia doméstica, sumisión y desprecio en medio mundo por parte de religiones que las degradan a la categoría de ganado. ¿Hace falta seguir con la humillación en sus fantasías eróticas?

¿Alguna me puede explicar el éxito de esta película?

Anuncios

2 comments

  1. Yo he intentado leer el libro sin éxito alguno, lo confieso. Pasé de las 20 páginas y ya no pude más pero la peli la fui a ver porque…porque, bueno, no sé porque…supongo que más bien por curiosidad. Irónico pero las escenas de sexo no son nada escandalosas ni siquiera suficientes si tenemos en cuenta la trama de la novela. La típica historia de amor entre un niño rico (y con problemas – la amiga de su mamá abusó de él y le inició en esto del sadomasoquismo) y una cenicienta moderna – chica pobre pero buena como un pan. La comparación con Crepúsculo no la puedo hacer ya que no he visto esa peli pero puedo decir que esas sobras que Grey deja conocer no me han impresionado demasiado.

    1. Ni por un momento he pensado que esta bazofia pueda ser del agrado o tan sólo del interés de mujeres de tu sensibilidad e inteligencia. A mi me gusta ver a Jason Statham repartir leches pero nunca iría a ver Fast & Furious 7. Todo tiene un límite y el insulto a la inteligencia es uno de los míos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s