Publicidad absurda (9)

La mala educación.

Este anunció ya hace varios años que se emite y me resulta repugnante. Y me sabe mal porque lo que se anuncia, las galletas Chiquilín, están entre mis favoritas.

Una madre encarga a su hijo que vaya a comprar cereales, leche y miel o huevos, bueno no se, el caso es que el chico se presenta en casa con un paquete de las mencionadas galletas, trasgrediendo flagrantemente el mandato de su madre. ¿Y qué pasa? Pues nada. La madre sonríe y acepta sin rechistar que su hijo menor de edad decida en que debe y en que no debe gastarse el dinero en casa. Ya sé que son malos tiempos para educar a los hijos pues los padres tienen que andar con pies de plomo ya que la legislación vigente establece una frontera muy tenue entre educación estricta y maltrato, pero fomentar  la impunidad y la falta de respeto de los hijos respecto a los padres es demasiado.

Solidaridad “manola”

Los Manolos, que creo que son unos comentaristas deportivos nos invitan a comprar su balón solidario para ayudar a los más necesitados. Entrenando con ese balón convertiremos los pases en galletas y los toques en bocadillos. No me cansaré de combatir desde mi blog que millonarios o gente relacionada con negocios millonarios, nos pidan dinero a los trabajadores aunque sea para los fines más altruistas y encomiables. El futbol genera millones en publicidad, en comisiones y no paga impuestos, por lo menos en España Hacienda no está por la labor de reclamárselos. Así que me resulta indignante que jugadores, entrenadores, o periodistas deportivos pidan dinero para beneficencia. Con lo que ganan algunos jugadores en concepto de publicidad solamente, pueden comprarse miles de galletas y bocadillos. ¡Dad el dinero vosotros miserables!

Inteligencia por un tubo.

La compañía fabricante de los productos Oral-B dice que ha inventado una pasta de dientes inteligente. La razón de la supuesta “inteligencia” es que usan un ”supercomponente”, el fluoruro de estaño. Bueno, calificar de inteligente a un dentífrico es ya de traca, pero llamar “supercomponente”  al fluoruro de estaño y decir que es una innovación, es como si Lindt dijese que  su chocolate tiene un “supercomponente” llamado cacao y los zumos Don Simón de otro llamado pulpa de naranja.  Bueno no sé si esta pasta de dientes vale por cinco como se dice en el comercial pero ya que es inteligente, voy a comprarla a ver si así logro acabar la carrera.

¿Tanta variedad para qué?

Una empresa de desodorantes anuncia que su nuevo producto no deja manchas en 100 colores (yo pensaba que era el sudor el que dejaba manchas blancas, por lo menos en mi caso es así). Para demostrarlo le piden una tal “Bea” que escoja un color y elige el Rojo. ¡Qué originalidad! Podía escoger el azul cobalto, el rosa tirio o la siena tostada pero elige el rojo, así tal cual. ¡Vamos que se ha escoñado la niña!

 Piedras sobre su tejado.

Quiero acabar elogiando a la dedicación que tienen algunos profesionales hacia sus clientes. El estilista recomienda un champú que hace que sus clientas no vuelvan a su salón con la asiduidad necesaria para que le salga rentable el negocio y los reparadores de electrodomésticos recomiendan productos anti cal que hará innecesario volver a requerir sus servicios.  No me digan que en estos tiempos de crisis, que los profesionales ofrezcan alternativas a sus clientes que pueden dejarles sin trabajo, no es una muestra de dedicación y amor por ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s