Rosa María.

RosasEn el último curso de F.P.II en el pupitre de al lado se sentaban dos chicas. Milagros y Rosa María. Milagros era a pesar de su purulento acné una chica muy atractiva, la típica tía buena de la clase, pero a mí la que me gustaba era Rosa María. Era morena, con unos ojos verdes saltones algo separados entre sí de más, lo que la afeaba un poco. Llevaba un perfume que me encantaban y vestía muy recatada pese a lo cual no lograba disimular que sus sujetadores tenían copas muy adentradas en el abecedario.

Hice cuanto pude en llamar su atención, con lo único que tenía en aquella época: mi facilidad de palabra; además claro, de hacerme el encontradizo o desvivirme por ayudarla cuando requería mi ayuda, que no era en pocas ocasiones, pues un par de asignaturas le resultaban difíciles. Pero nada, nunca percibí en ella aquella señal, aquel indicio de que podía pasar a mayores y proponerle salir y esas cosas. No obstante cuando un adolescente de 19 años, como era yo, está en celo no le resulta fácil desistir y continué con el juego.

Una tarde de invierno,  a la salida de la academia vi a Rosa María montar en la moto de un tipo musculoso. Era su novio y un novio con vehículo propio. Nada podía yo hacer para competir con aquel Maciste motorizado, así que con un gran sentimiento de frustración dejé de revolotear alrededor de Rosa María. Eso sí, no deje de saludarla ni de ayudarla si tenía alguna duda en matemáticas.

Una tarde que me crucé con ella y con Milagros, las saludé fríamente como a alguien que sólo conoces de vista. Milagros comentó en voz baja a Rosa María:

–          El David ya no va detrás de ti.

No sé dio cuenta, pero la oí y en ese momento me quedó claro que todo lo que hice para llamar la atención de su amiga dio resultado pero, simplemente ella nunca estuvo interesada.

El curso acabó. El día de la entrega de notas estaba exultante. Tenía todo aprobado con notable alto y eso no sólo me garantizaba el acceso directo a la universidad sino al centro al que quería ir. Todos los que habíamos aprobado fuimos a tomar algo al bar de siempre para celebrarlo. Como no cabíamos todos dentro, compré un refresco y salí a tomarlo en la calle. De repente vi llegar a Rosa María y a su novio en la moto. Aparcaron y se quitaron los cascos. Pude ver como el tipo duro le espetaba algo casi a gritos a Rosa María, esta contestó, la réplica del tío fue propinarle un bofetón que se oyó a un lado y a otro de la calle Juan de Garay. Rosa María bajó la cabeza y el tipejo aquel la cogió de la mano como quién tira de un perro que se para a olisquear, como se agarra algo que es de tu propiedad. Yo no era rival para aquél gorila pero pensé en hacerle frente, la juventud ya se sabe, pero no lo hice pues pensé:

– Una mujer no es un perro, no es una propiedad y si prefiere estar con él a estar conmigo por algo será.

Los dos se dirigieron al bar donde estaba yo y al pasar junto a mí Rosa María alzó sus ojos, los ojos saltones por los que bebí los vientos y me miró. Su mirar dijo algo pero yo tal vez era muy joven para interpretar el mensaje, de hecho todavía no he logrado adivinar qué quiso decirme pese a que nunca he podido olvidar esa mirada. Puede que quisiera decirme que debía haber insistido más, que si yo me hubiese declarado ella estaría conmigo y no con aquel cabrón,… Bueno, o tal vez quiso decirme:

– Ves porqué no te hice caso, no eres más que un enano incapaz de defender a la mujer por la que suspiras.

Bueno ya que más da, quien sabe como piensan las mujeres. Sólo deseo que no estuviera mucho tiempo con aquel animal y que haya tenido mucha suerte.

Anuncios

One Comment

  1. Las mujeres por lo general, no te dirán en palabras que están interesadas (aunque claro, hay excepciones) pero te lo mostrarán. Tú, como hombre que eres, tienes que hacer el primer paso.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s