Excusas que ponen las mujeres para no salir con nosotros.

A medida que te haces mayor te conviertes en el objetivo de hombres más jóvenes que buscan en ti consejos derivados de lo que ellos piensan es una vida llena de experiencia y obstáculos superados. Así que me veo a menudo interrogado por jóvenes sobre los más variopintos asuntos vitales entre ellos, cómo no, el trato con las mujeres es el más solicitado. Hace poco me he visto comentando el tema que me propongo redactar a continuación y que trata sobre las diferentes formas en que una mujer te rechaza verbalmente o por escrito en Internet.

Antes de comenzar hay que dejar claro algunas cosas que son axiomáticas:

  • Cuando una mujer dice no, es que no.
  • Algunas mujeres nos rechazarán de manera humillante pero otras serán compasivas, estas son las peores. Los hombres solemos evitar a las mujeres que no nos interesan pero las mujeres son más pragmáticas y no desaprovecharán nuestros “servicios”, de ahí que nos convirtamos a veces en sus peluches o en su “amigo gay”
  • Seducir a una mujer que no está interesada en nosotros es algo al alcance de muy pocos. No perdamos el tiempo. Aquello de “quién la sigue la consigue” no es aplicable a las mujeres.
  • Cuando una mujer está interesada en nosotros, nos lo hará saber de manera inequívoca.
  • Recordemos, los sentimientos, y la sexualidad es el dominio de las mujeres, los hombres estamos desvalidos e indefensos si nos internamos en él sin protección psicológica.

Una vez dicho lo anterior voy a comentar los dos primeros puntos.

Si una mujer dice no es obvio que es no, pero a algunas, movidas por su buen corazón, no son capaces de decir no de una manera tajante, por lo que usan excusas elaboradas para no hacernos daño y que nosotros interpretamos como “un tal vez”. Es por eso que las mujeres que nos rechazan de manera taxativa son las que merecen nuestro agradecimiento. Un rechazo directo y humillante nos dolerá pero pasado el tiempo se esfumará y no arrastraremos una ingente carga de frustraciones. Y precisamente, para evitar frustraciones, voy a relacionar algunos tipos de excusas elaboradas, que he recibido a lo largo de mi vida.

Excusa elaborada humillante. Recibida de Marta P. en 1995. Cada hombre tendrá la suya, esta es la primera en mi escala de humillación.

Pelea madre

Excusa elaborada de mujer altamente cualificada y con buen empleo. Recibida de María C. en 2003 y de Paloma M. en 2012, entre otras. Es muy habitual pese a lo burdo de su argumento. ¿Qué empleo requiere tanta dedicación como para no tener tiempo ni de tomar café? ¿Técnico de seguridad en Fukushima? Suele ir acompañada de asunto familiar por resolver.

Muy ocupada

Excusa tajante pero elaborada. Algunas mujeres no se conforman con decirte que no, quieren dejar claro el motivo. Recibida por Cristina S. en 2012.

Elaborada tajante

Excusa desconcertante. Claro ejemplo de que entender a algunas mujeres no está al alcance de cualquiera. Recibida de Cristina R. en 2004.

Compromiso

No sé de donde dedujo que yo quería un compromiso en serio. Ocupa el segundo lugar en mi escala de humillación.

Excusa sensiblera. También muy habitual, presenta variaciones por ejemplo:

Tipo “drama familiar”. Recibida de Adela en 2005.

Padre

Tipo “sigo enamorada de otro”. Recibida de Ania en 2004.

Sacerdote

Tipo “No es por ti”. Muy habitual por Internet en redes tipo Badoo o Meetic. La mujer lleva cinco años divorciada y quiere quedar contigo. Suele producirse tras conversación por web cam o envío mutuo de fotos.

Divorcio

Naturalmente he recibido más tipos de excusas pero creo que pueden ajustarse a algunas de las categorías expuestas. A medida que vaya recibiendo nuevas excusas originales las iré incorporando. Sólo me queda decir que juro por mi honor que todas las excusas anteriores son verdaderas, reales y recibidas por mí mismo.

Anuncios

LinkedIn no es para cualquiera

linkedin-logo-copy.jpg

Por fin tengo un rato para escribir en  mi blog. Tras regresar de América, he tenido la suerte de encontrar trabajo haciendo chapuzas como delineante. No obstante, no dejo de actualizar mi perfil en Infojobs ni de consultar de tanto en tanto mi página de LinkedIn y ha sido esto último lo que me ha dado la idea para escribir esta entrada.

Hay dos cosas que se pueden deducir de la lectura de este blog:

  • No acabé la carrera de ingeniero. He forjado mi vida profesional con mi título de F.P. II y con la ligera pátina que da el haber ido a la universidad.
  • Tengo cierto complejo de inferioridad que me hace hacer cosas como sentirme incómodo en un gimnasio.

Es por eso que pienso a menudo que LinkedIn no es para mí, no es para cualquiera. Con mi experiencia laboral casi todo el mundo que conecta conmigo es universitario y los que no están en el paro tienen cargos de relumbrón en empresas de fantasía. Así por ejemplo, tengo contactos que son arquitectos, ingenieros, doctores; que son socios fundadores, directores generales, vicepresidentes, directores creativos o asesores en multinacionales y eso me daba qué pensar: ¿Dónde voy yo con mi F.P. II y mi experiencia como técnico de tres al cuarto? ¿Dónde voy yo en esta hoguera de vanidades cibernética en la que la gente tiene cargos enjundiosos en inglés? Porque esa es otra, ¿cómo puedo llamar la atención en esta red social? Una red social plagada de:

  • CEO
  • Owner Manager
  • General Manager
  • Assistant Project Manager.
  • Building Engineer
  • Sales Engineer
  • Senior telecommunications deployment
  • Business Development
  • IT Manager

Pensé que mejor me borraba, ya se sabe, mi complejo de inferioridad. Además ni cuando he tenido una cuenta Premium de a 20 euros mensuales, LinkedIn me ha servido de mucho en mi búsqueda de empleo. Pero me he dado cuenta de que ahora soy autónomo, de los de verdad, con impreso 037 y 303, y que puedo disfrutar del hecho de que soy  mi propia empresa. Así que qué tal si yo también participo a lo grande del mundo profesional y del ambiente empresarial:

Mi perfil luce actualmente más o menos así:

LKD_actual

Es poca cosa ¿verdad? ¿Qué tal sonaría en inglés?

Linkedin_Técnico_2

Claro que ahora soy mi propia empresa. ¿Por qué resignarme a mi raquítica formación?

Linkedin_CEO_2

Esto está mejor. Pero es mi empresa. ¿Por qué no crear una jerarquía diferente, algo más marcial?

Linkedin_Lord_2

Claro que puestos a innovar por qué conformarme con el inglés ¿Qué tal un rango militar en Latín?

Linkedin_Imperator_2

No está mal pero quizás el toque militar no es adecuado para alguien que no hizo la mili. ¿Mejor me pongo un cargo civil al estilo de Augusto?

Linkedin_Princeps 2

¡Ya me gusta más! Aunque una sola palabra en el cargo sabe a poco ¿Qué tal un rango a lo Trajano?

Linkedin_Optimus_2

Mucho mejor. Creo que ya no tengo ganas de borrarme. Voy a ir probando denominaciones pues de algo me ha de servir ser autónomo y pagar 254 “lereles” mensuales. ¿A ver quién me tose ahora en Linkedin? ¡Eh! ¿A ver?

Entradas Relacionadas.

– LinkedIn y las prostitutas de antaño.