Los trolls y la sopa de ajo.

trollAntiguamente, ahora no tanto, cuando uno decía una obviedad o se le ocurría algo que ya sabía todo el mundo se decía: “Has inventado la sopa de ajo”. Me he acordado de esto leyendo este interesante artículo del blog Fogonazos, uno de esos que yo admiro, y que va sobre como combatir a los trolls de tan molestos resultan en internet. A mí particularmente me gustaría tener un troll pues sería indicativo de que este blog tiene gran audiencia o interés, aunque no me quejo de la que tengo, ¡ojo! Sin embargo aunque parezca mentira los trolls no son una cosa moderna cuya aparición va aparejada con el surgimiento de la web y de las redes sociales, no, siempre ha habido trolls en las telecomunicaciones y yo tengo cierta experiencia en ello.

Cuando yo era un chaval, existía una clase de personas que tenían como afición conversar por radio o radioaficionados, y entre esas personas, se encontraba mi padre. Hoy en día, siguen existiendo y cumplen con una importante labor social en países cuya extensión u orografía dificulta otros tipos de comunicaciones. Pero en Europa y en España, el radioaficionado, es un dinosaurio.

No todo el mundo podía ser radioaficionado(1) pues se entendía que esta práctica podía entorpecer y perjudicar las comunicaciones de los distintos cuerpos policiales o de seguridad y salvamento. Además, los equipos o “emisoras” eran muy costosos y no estaban al alcance del gran público, pues no sólo necesitabas la emisora sino también antenas sofisticadas, amplificadores de señal y toda suerte de accesorios.

Por si fuera poco, en aquel entonces,  para ser radioaficionado se te exigía una licencia, sí, como se lee; un permiso como el de conducir . Y para obtenerlo tenías que acreditar ciertos conocimientos en un examen como: nociones básicas de electrónica, de  telecomunicaciones y  los códigos Morse, código fonético y el código Q. ¿Se puede uno imaginar que hoy te exigieran pasar un examen para conectarse a internet y demostrar conocimientos de TCP/IP, arquitectura de redes y HTML. Pues más o menos era eso(2).

Pese a todo nada impedía que cualquiera entrara en una de las tiendas de electrónica de la calle Muntaner de Barcelona y se comprara una emisora y emitiera como y cuando le viniera en gana. Y es aquí donde enlazo con el tema de los trolls. Mi padre tenía la licencia para emitir pero no tenía los medios. Los equipos que tuvo no tenían potencia suficiente como para emitir sin las costosas antenas de las que hablé antes y con el paso del tiempo y debido a sus dos empleos, acabó por perder el interés y me los dejaba usar para escuchar a otros radioaficionados e incluso a la policía municipal barcelonesa.

Así ocupé largas horas de mi adolescencia, escuchando conversaciones casi siempre aburridas y a “espiar” a la policía municipal, cuyas aventuras me entretenían mientras estudiaba, y entre todo eso, lo que más me sorprendía eran… los trolls. Porque había trolls y eran realmente ridículos. Lo bueno es que al contrario que el troll de internet, el troll de las ondas estaba perseguido por la ley por lo que el atractivo de lo prohibido, supongo, era la verdadera motivación de esta gente. Pondré un ejemplo real de como actuaban los trolls de aquella época:

Policía municipal 1.- Charlie 2 aquí Hotel cero. ¿Me recibe? Cambio.

Policía municipal 2.– Aquí Charlie 2. Le recibo. Cambio.

Troll.- (Eructo)

Policía municipal 1.- Molestias vecinales en calle del Rábano, 6. Cambio.

Troll.- ¡Te huelen los pies!

Policía municipal 2.- Charlie 5 está más cerca. cambio.

Troll. – (Eructo) ¡Maricooooones!

Policía municipal 1.- Hotel cero para Charlie 5. Cambio.

Troll.- Canta la sintonía de la Abeja Maya en falsete. Luego eructa.

Policía municipal 3. – Aquí Charlie 5. Estoy en Rábano, 6. Cambio.

Troll.-  ¡Te huelen los pies!

Policía municipal 1.- Quejas por ruido en el entresuelo. Cambio.

Troll. – (Sonidos guturales) (Erupto) ¡Pitufos maricooones!

Policía municipal 2.-  El llamante no comparece. Cambio.

Troll.- ¡Te huelen los pieeees!

(…)

En fin, que no se ha inventado la sopa de ajo con los trolls y que estos son tan viejos como las telecomunicaciones. Me pregunto si ha habido trolls en otros tipos de comunicaciones, como por ejemplo palomas mensajeras  o correos del Zar troleadores.

(1) Estoy hablando sobre cosas que ocurrían hace ya más de 25 o 30 años. Desconozco como son las cosas en la actualidad.

Trollface(2). Siendo yo titulado en electrónica y telecomunicaciones (FP II) no tenía que pasar dicho examen en el caso de hubiera querido ser radioaficionado como mi padre y quería, pero para cuando obtuve mi título la radio afición estaba ya tan  en declive como las máquinas de escribir o los discos de vinilo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s