Sobre los libros electrónicos.

A mí esa imprenta inventada por el tal Gutenberg no me convence:

  • ¡Dónde esté un buen manuscrito hecho en un monasterio benedictino que se quiten todas esas cosas tecnológicas!
  • ¿Qué clase de libro es el que se tarda menos de 7 años en elaborarse… eh?
  • ¿Y qué me decís del pergamino? Ese olor y ese tacto… eso no lo tienen esos libros modernos hechos en serie.
  • La Biblia deja de publicarse en formato tradicional y sólo mantendrá su edición en imprenta… ¡A dónde vamos a parar!

“Seguro que alguien en el siglo XIII dijo algo así”

Anuncios

Hasta las narices del titanic

¡Vamos a ver! El Titanic fue un barco que se hundió. ¿A que viene tanta celebración y tanta algarabía por el centenario del suceso? Un suceso que puede considerarse como un fracaso doble a saber:

  • Fracaso técnico. El Titanic era supuestamente insumergible, pero se hundió en su cuarta singladura. Chocó contra un iceberg, sí, pero cuando calificas a algo de insumergible es porque incluso esa posibilidad estaba calculada y si no fue así entonces los diseñadores hicieron mal su trabajo o lo más probable, mintieron por motivos comerciales.
  • Fracaso social y humano.  Social porque ha quedado más que demostrado, que las medidas de seguridad estaban pensadas para salvar a los pasajeros adinerados prioritariamente. Cierto que muchos ricachones murieron, pero como he dicho antes, el Titanic era un fracaso técnico y sí no previeron un choque contra un iceberg, menos las consecuencias de este sobre todo el pasaje. Y fracaso humano, porque murieron cientos de personas y sin embargo todavía, seguimos embobados con toda la imaginería de lujo, ostentación y cursilería promovida por sobre todo por el cine.

Por eso rechazo el modo de celebrar el centenario de uno de los más vergonzosos y tristes episodios de la historia naval;  comercializando libros, maquetas, DVD y todo tipo de ensalzamiento de una tecnología, una forma de vida y una época que está tan llena de herrumbre como el propio Titanic bajo el Atlántico.

No sé si el 11 de septiembre del año 2101 se conmemorará el atentado al World Trade Center de Nueva York, pero no me imagino que ese día se vendan libros describiendo el interior y el lujo de las oficinas que allí había, o que pongan a la venta maquetas recortables, quizás con avioncitos impactando…¡Bueno!. Sí me lo imagino.

Por cierto, el Costa Concordia hundido hace poco era bastante más grande como puede apreciarse a continuación:

COSTA CONCORDIA. HUNDIDO EL 14 DE ENERO DE 2012

Eslora (longitud) 290,20 m Velocidad máxima 23,20 nudos
Manga (Ancho) 35,50 m Tripulación 1.100 personas
Cubiertas 13 Pasaje 3.790 personas

RMS TITANIC. HUNDIDO EL 14 DE ABRIL DE 1912

Eslora (longitud) 270,00 m Velocidad máxima 23,20 nudos
Manga (Ancho) 28,19 m Tripulación 860 personas
Cubiertas 9 Pasaje 2.227personas

Puede verse, que el Titanic hoy día no sería tan “Titánico”

¿Por qué escribir un blog?

¿Por qué perder el tiempo escribiendo en internet? ¿Para qué demonios sirve tener un blog perdido en un océano de millones de otros blog, si nadie lo va a leer? Me he hecho esta preguntas a menudo y creo que tengo algunas respuestas. ¡Ahí van 10!:

  1. Colaboras en Internet. Es una suerte disponer de un medio así donde todos incluso los más humildes podemos actuar. Además dejas tu huella personal en una de las más grandes obras de la humanidad.
  2. Sabes que tu blog puede leerlo alguien. Probablemente  nunca nadie lo haga, pero sabes que es posible. Así que te esfuerzas por “quedar bien”, por dotar de trascendencia y profesionalidad lo que escribes. Creedme, incluso este blog cutre mío, recibe visitas, así que merece la pena esforzarse.
  3. Aprendes a respetar a los demás, a no usar la obra de otros de la manera que no quieres que usen la tuya. Aprendes a no difamar y a comprobar que lo que dices no daña a nadie. Siempre me sorprende el efecto que algún comentario mío en mi blog o en Facebook, por ejemplo, ha causado sobre alguien.
  4. Requiere la adquisición de conocimientos técnicos. Empiezas a desenvolverte bien por la red, aprendes lo que es un CMS, lo que es el SEO, aprendes a conectar tu blog con tus redes sociales, te interesas por la edición fotográfica, el diseño y la tipografía. ¡Qué bueno para tu currículo!
  5. Refuerzas tus conocimientos culturales y aprendes muchísimo, pues si escribes con un mínimo de rigor pasarás mucho rato contrastando información y recopilando datos es decir: leyendo.
  6. Aprendes ortografía y gramática, sí ya sé que existen los correctores, pero estos no te sirven para saber como puntuar correctamente, como poner acentos diacríticos y como usar “Delante” y “Adelante”
  7. Descubres que aquella idea que creías “genial” no interesa a nadie, mientras que aquella anécdota sobre tu salud, recibe decenas de vistas. ¡Qué gran terapia para tu ego!
  8. Aprendes a valorar a los escritores y divulgadores de verdad, que se la juegan con todo un libro, que cuesta horrores publicar y que luego pasa tan desapercibido como un “post” tuyo que no te costó nada.
  9. Te relacionas con otros “bloggers”, te animas a participar en foros y a comentar noticias y a responder entradas.Conoces a gente interesante que accede a interactuar contigo y de los que aprendes mucho sobre todo a ser humilde. En mi caso, por ejemplo, a Doña Isabel de La Granja (tan autocompasiva como brillante). Es decir, socializas tanto o más que saliendo por ahí.
  10. Y en definitiva, realizas una actividad intelectual, cultural y científica según sean tus intereses; que te mantiene alejado de la televisión y de la mediocridad, pues dejas de ser mero espectador para convertirte en todo un “Blogger”

¿Qué fue de España? … ¿y de Portugal?

Actualización:

Han pasado 5 años desde que escribí esta entrada con el estado de ánimo más bajo que recuerdo. Las cosas han mejorado para mí desde entonces pero no todo el mundo puede decir lo mismo así que creo que todavía tiene validez y además, me gusta escribir sobre la historia de España y lo hago que para eso es mi blog.

Ayer fue un Domingo más en el paro. Ayer fue un día más de caminar sin rumbo por Barcelona y por mis pensamientos.  De pronto vi que había anclado un antiguo velero en puerto.  Le hice esta foto:

IMG_0073

Se trata de un barco. No es muy grande, no impresiona, no destaca salvo por ser la réplica de un velero antiguo. Pero en uno como este un puñado de valientes a las ordenes de un marino guipuzcoano, circunnavegaron la tierra por primera vez.

He aquí la lista de esos hombres. (Fuente Wikipedia)

  • Juan Sebastián de Elcano, de Guetaria. Capitán
  • Francisco Albo, de Axio. Piloto
  • Miguel de Rodas, de Rodas. Piloto
  • Juan de Acurio, de Bermeo. Piloto
  • Antonio Lombardo (Pigafetta), de Vicenza. Marino Elite
  • Martín de Yudícibus, de Savona. Marino
  • Hernando de Bustamante, de Mérida. Marinero y barbero
  • Nicolás el Griego, de Nauplia(Napoli di Romania). Marinero
  • Miguel Sánchez de Rodas, de Rodas. Marinero
  • Antonio Hernández Colmenero, de Huelva. Marinero
  • Francisco Rodríguez, portugués de Sevilla. Marinero
  • Juan Rodríguez, de Huelva. Marinero
  • Diego Carmena, de Bayona. Marinero
  • Hans, de Aquisgrán. Petrolero
  • Juan de Arratia, de Bilbao. Grumete
  • Vasco Gómez Gallego el Portugués, de Bayona. Grumete
  • Juan de Santandrés, o de Santander, de Cueto. Grumete
  • Juan de Zubileta, de Baracaldo. Grumete

Pueden leerse sus nombres en la fachada del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.

Y este el viaje que hicieron: (Fuente Wikipedia)

File:Magellan Elcano Circumnavigation-es.svg

Mirando el tamaño del barco, la Nao Victoria, pensé cuan afortunados fueron Armstrong y Aldrin por disponer de tanto espacio en el Eagle. También pensé en el valor no sólo de esos marinos, de su primer comandante el portugués Fernando de Magallanes y de todos los que murieron con él; sino también del valor de un gobierno español, capaz de financiar y organizar una expedición que según los parámetros económicos de la época, equivaldrá a una misión espacial de hoy día. Además, sin ordenadores, centro de mando, medicamentos y sin la certeza de por donde se iba.

Plano de la Nao Victoria. (Fuente Fundación Nao Victoria)

Hoy, 493 años después, ya no queda valor ni en el gobierno ni en el pueblo español. Sin autoestima ni orgullo, estamos dejando que nos dejen sin derechos y sin futuro. Aquella España, también Portugal, que un día dieron forma al mundo, están condenados a ser el asilo de Europa. Aquellos conquistadores de antaño somos ahora mano de obra barata de la zona euro, eso si conseguimos un trabajo, claro.

No se trata de patrioterismo. Se trata de nuestra dignidad, no sólo como españoles ni portugueses, si no como personas, como trabajadores y como europeos. No conviene mirar al pasado, lo sé, pero cuando el presente es tan triste y el futuro tan desolador, puede que inspirándonos en nuestros mayores podamos salir por lo menos de la depresión.

Sirva este post, no para rendir homenaje a gobiernos ni banderas, si no a los hombres que  sufrieron y dieron su vida para que otros se llenasen los bolsillos. Sí, igual que hoy, pero al menos  ¡Quien tuviera vuestro destino! ¡Quien pudiera temer más a la mar que a que se acabe la prestación por desempleo!

 

Entradas relacionadas.

Óxido y olvido.Carta a una estatua.